Reglas

Esta Hermandad fue fundada con el Título de Cofradía de la Santa Vera Cruz y Preciosa Sangre de Cristo en la Iglesia de Santa María del Álamo de la villa de Olivares en la primera mitad del siglo XVI por Don Pedro de Guzmán, primer Conde de Olivares.

Las primeras Reglas de la Cofradía con 50 Capítulos fueron aprobadas el 12 de Mayo de 1552 por el Provisor de Sevilla, Licenciado Cervantes de Gaete. En el año 1560 se estableció en un pequeño hospital con Capilla que edificó bajo la advocación de Nuestra Señora de la Antigua.

A través de los tiempos pasó por muchas vicisitudes, viviendo años de gran esplendor y otros en los que la modestia volvió a ser la nota predominante de su existir.

En el año 1944 un grupo de devotos se reunieron con el propósito de volver a retomar la vida de la Hermandad tras la Guerra Civil, dando culto a sus Sagradas Imágenes y realizar la Estación de Penitencia durante la Semana Santa. Sin embargo, al no haberse encontrado las Reglas se cometió el error de solicitar la fundación de la Hermandad con el mismo título de Santa Vera-Cruz, a la que agregaron las advocaciones de las imágenes a las que venía rindiendo culto la Cofradía, quedando con el título de Hermandad y Cofradía de Nazarenos de la Santa Vera-Cruz, Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna, Santísimo Cristo de la Salud y Nuestra Señora de la Antigua.

En 1947 el jesuita Padre Pedro María Ayala devolvió las Reglas primitivas de la Hermandad que le fueron entregadas en 1933 para su adaptación al Derecho Canónico. Subsanado este error, por un Decreto del Ilustrísimo Señor Vicario General del Arzobispado de Sevilla de fecha 28 de Diciembre de 1.954, se aprobaron definitivamente las Reglas y dispuso: “que en lo sucesivo y para siempre esta Hermandad sea considerada no como una Hermandad nueva, sino como una Reorganización de la Antigua y Primitiva Hermandad de la Santa Vera-Cruz, con el título de Antigua y Primitiva Hermandad y Cofradía de Nazarenos de la Santa Vera-Cruz, Preciosa Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, Nuestro Padre Jesús atado a la Columna, Santísimo Cristo de la Salud y Nuestra Señora de la Antigua, con todos los derechos que le corresponden por su antigüedad y con todos los privilegios que aquella Antigua y Primitiva Hermandad poseía desde su institución canónica del año 1.552, por cuanto que dicha Antigua y Primitiva Hermandad no ha sido aún extinguida al existir al presente hermanos o cofrades pertenecientes a la misma.”

En la actualidad las Reglas de la Hermandad de la Santa Vera-Cruz constituyen el cuerpo normativo de la Institución, que se rige por ellas. Ajustadas al Derecho Canónico y a las Normas Diocesanas del Arzobispado de Sevilla, aprobadas por el Arzobispado tras la aceptación de los hermanos reunidos en Cabildo General, son la expresión tanto de la soberanía de los mismos como de la plena comunión con la Iglesia. Es por ello que todo hermano tiene el deber de observarlas y todo candidato a serlo el de conocerlas y aceptarlas.

Nuestras Reglas actuales se organizan en diez Títulos que abarcan los aspectos institucionales, espirituales, formativos, asistenciales y organizativos fundamentales de la Hermanad, a los que se añaden varios anexos y un preámbulo.

El Libro de Reglas consiste en una pieza documental que contiene las Reglas de la Hermandad. Aunque no es una insignia propiamente dicha, se considera uno de los elementos principales de cuantos se integran en el Cortejo de la Cofradía pues representa un símbolo de su legalidad. Normalmente el nazareno que lo porta en la Cofradía se acompaña también de una pértiga a modo de cetro.

El Libro de Reglas es un documento redactado a modo de libro, con cubiertas y encuadernación en terciopelo verde que presenta cantoneras de plata y cartela central con el escudo corporativo. En su interior aparecen las reglas escritas así como dos pinturas de nuestros Titulares realizadas sobre pergamino por el miniaturista Guillermo Bonilla García. El Jueves Santo este libro es acompañado por una pértiga de alpaca plateada y cincelada con motivos vegetales, rematándose por una especie de capitel.

Esta Hermandad fue fundada con el Título de Cofradía de la Santa Vera Cruz y Preciosa Sangre de Cristo en la Iglesia de Santa María del Álamo de la villa de Olivares en la primera mitad del siglo XVI por Don Pedro de Guzmán, primer Conde de Olivares.

Las primeras Reglas de la Cofradía con 50 Capítulos fueron aprobadas el 12 de Mayo de 1552 por el Provisor de Sevilla, Licenciado Cervantes de Gaete. En el año 1560 se estableció en un pequeño hospital con Capilla que edificó bajo la advocación de Nuestra Señora de la Antigua.

A través de los tiempos pasó por muchas vicisitudes, viviendo años de gran esplendor y otros en los que la modestia volvió a ser la nota predominante de su existir.

En el año 1944 un grupo de devotos se reunieron con el propósito de volver a retomar la vida de la Hermandad tras la Guerra Civil, dando culto a sus Sagradas Imágenes y realizar la Estación de Penitencia durante la Semana Santa. Sin embargo, al no haberse encontrado las Reglas se cometió el error de solicitar la fundación de la Hermandad con el mismo título de Santa Vera-Cruz, a la que agregaron las advocaciones de las imágenes a las que venía rindiendo culto la Cofradía, quedando con el título de Hermandad y Cofradía de Nazarenos de la Santa Vera-Cruz, Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna, Santísimo Cristo de la Salud y Nuestra Señora de la Antigua.

En 1947 el jesuita Padre Pedro María Ayala devolvió las Reglas primitivas de la Hermandad que le fueron entregadas en 1933 para su adaptación al Derecho Canónico. Subsanado este error, por un Decreto del Ilustrísimo Señor Vicario General del Arzobispado de Sevilla de fecha 28 de Diciembre de 1.954, se aprobaron definitivamente las Reglas y dispuso: “que en lo sucesivo y para siempre esta Hermandad sea considerada no como una Hermandad nueva, sino como una Reorganización de la Antigua y Primitiva Hermandad de la Santa Vera-Cruz, con el título de Antigua y Primitiva Hermandad y Cofradía de Nazarenos de la Santa Vera-Cruz, Preciosa Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, Nuestro Padre Jesús atado a la Columna, Santísimo Cristo de la Salud y Nuestra Señora de la Antigua, con todos los derechos que le corresponden por su antigüedad y con todos los privilegios que aquella Antigua y Primitiva Hermandad poseía desde su institución canónica del año 1.552, por cuanto que dicha Antigua y Primitiva Hermandad no ha sido aún extinguida al existir al presente hermanos o cofrades pertenecientes a la misma.”

En la actualidad las Reglas de la Hermandad de la Santa Vera-Cruz constituyen el cuerpo normativo de la Institución, que se rige por ellas. Ajustadas al Derecho Canónico y a las Normas Diocesanas del Arzobispado de Sevilla, aprobadas por el Arzobispado tras la aceptación de los hermanos reunidos en Cabildo General, son la expresión tanto de la soberanía de los mismos como de la plena comunión con la Iglesia. Es por ello que todo hermano tiene el deber de observarlas y todo candidato a serlo el de conocerlas y aceptarlas.

Nuestras Reglas actuales se organizan en diez Títulos que abarcan los aspectos institucionales, espirituales, formativos, asistenciales y organizativos fundamentales de la Hermanad, a los que se añaden varios anexos y un preámbulo.

El Libro de Reglas consiste en una pieza documental que contiene las Reglas de la Hermandad. Aunque no es una insignia propiamente dicha, se considera uno de los elementos principales de cuantos se integran en el Cortejo de la Cofradía pues representa un símbolo de su legalidad. Normalmente el nazareno que lo porta en la Cofradía se acompaña también de una pértiga a modo de cetro.

El Libro de Reglas es un documento redactado a modo de libro, con cubiertas y encuadernación en terciopelo verde que presenta cantoneras de plata y cartela central con el escudo corporativo. En su interior aparecen las reglas escritas así como dos pinturas de nuestros Titulares realizadas sobre pergamino por el miniaturista Guillermo Bonilla García. El Jueves Santo este libro es acompañado por una pértiga de alpaca plateada y cincelada con motivos vegetales, rematándose por una especie de capitel.

Pincha en la imagen para visualizar las Reglas
11